La noche de Einarr

¿Quién puede dominar el frío viento polar?

¿Cómo someter el rugiente mar?

Noches y días sin final,

En mi salvaje tierra ancestral.

(Canto de Guerra Vikingo, fragmento) 

 

Hacía ya un rato que el frio de la nieve había alcanzado sus pies a través de las botas de piel; incluso hacía ya algún tiempo que había dejado de calarle el frio; simplemente ya no sentía los pies, los tenía entumecidos. De no ser por la gruesa capa de oso que había tomado del cadáver del valiente Asleif, tal vez ya estaría muerto.

La noche acababa de caer cuando inició su caminata sin rumbo, –Sigue hacia la estrella del norte- fueron las últimas palabras de Asleif, quién ya no se daba cuenta que en el cielo esta noche no se vería ninguna estrella.

Einarr no se sentía feliz de ser el único en haber salido vivo, mil veces habría preferido morir con honor en la cruenta batalla como un valiente peleando contra el Jormungander, la serpiente de Midgard, antes que perecer en esta helada paz.

El poderoso dios Thor por siglos ha mantenido a raya al Jormungander y Einarr nunca habría imaginado que la ambición de su gente por atracar la aldea del este cruzando por el lago congelado, los llevaría directo a las fauces del dragón-serpiente.

Ciento cuarenta Vikingos, después de 5 kilómetros de haber desembarcado, estaban a punto de cruzar el lago cuando la enorme sombra pasó por debajo de ellos rozando el hielo. Todos sacaron sus espadas y hachas, caminando con sigilo hacia la orilla y dispersándose para no ser entre todos un blanco fácil; el hielo crujió, suavemente al principio y en un momento, como una monumental hiedra que creciera de pronto, emergió el gigante monstruo despedazando el suelo congelado. –¡Es la Serpiente de Midgard!- exclamó de inmediato Ivar mientras muchos compañeros caían al agua gélida y otros trataban de mantener el equilibrio en grandes y frágiles trozos de hielo; ocho hombres fueron devorados de un solo bocado al volver el monstruo al agua.

El Jormungander levantó de nuevo la cabeza mostrando sus fauces en un enorme grito que parecía burla, pues entre sus afilados dientes aun colgaban partes de los fallecidos, sin embargo su grito no fue otra cosa para los Vikingos, más que un llamado a la batalla.

Orn y Ari se lanzaron al frente del cuello de la criatura en el que encajaron sus espadas sujetándose de ellas mientras la bestia se sacudía, mientras que Solvi y Karl lanzaban sus hachas por detrás, mismas que rebotaron con las duras escamas; la bestia se dejó caer sobre el hielo llevándose a la mayoría que aun quedaba en pie y ahogando a casi todos; al salir de nuevo Einarr saltó sobre la cresta dorsal de la serpiente, tratando de perforar con su espada entre las escamas, pero esta se sacudió de nuevo arrojándolo por los aires, hasta caer inconsciente en tierra al lado del herido Asleif. La Serpiente de Midgard no estaba cuando despertó y solo su maltrecho amigo, el único con vida, quien pudo decirle que la bestia se había de sumergido nuevo, le dio instrucciones al joven Einarr y pereció justo cuando iniciaba la tormenta.

A Einarr le pareció eterna su caminata, sin embargo sabia que la noche no había llegado aún a la mitad, cuando de pronto un fuerte ventarrón lo arrojó al suelo y en seguida sintió que la tormenta bajaba de intensidad… o más bien parecía que algo lo estaba cubriendo del viento helado, volteó hacia atrás y descubrió entre la penumbra la silueta de unas alas abiertas tan grandes como un navío y al centro de ellas se erguía algo enorme y poderoso con los ojos de fuego. Einarr oyó de las bestias desde niño, pero nunca imaginó que en una misma noche sobreviviría al Jormungander y conocería al dragón Fafnir, aunque fuera por segundos, en los que se puso de pié y en grito de guerra, arremetió con su daga y con un último pensamiento, una exigencia de venganza a Thor.

Esa noche ciento cuarenta guerreros llegaron a Valhalla.

 

Desde mi propio Aleph, quedo con ustedes.

Hasta la próxima! 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Mi Plano Creativo. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La noche de Einarr

  1. Ces dijo:

    Excelente cuento corto que te aventaste. Felicidades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s