Un cliché de los 30’s

 Corría el año de 1937 y en la ciudad de Chicago, tras varios días de lluvia y sin un solo trabajo, el detective privado Sam Mallone comía en su oficina su última lata de maíz, acompañándola con su también última botella de ron.
La tarde estaba por terminar, aunque parecía noche desde hace un par de horas a causa de la llovizna intermitente y el cielo cerrado. Él pensaba si pasar otra noche en su pequeño departamento o ir en busca de Sally, al restaurante donde trabajaba e intentar nuevamente que la bella y joven mesera accediera a salir con él.
Dio un sorbo más a la botella de ron y guardó el resto en el cajón, para tener algo que beber al día siguiente; tomó su sombrero y su gabardina, abrió la puerta y vio a una dama con la mano levantada a punto de tocar. Su vestido negro dejaba notar que a sus aparentes treinta y tantos años mantenía una figura atractiva; su rostro era hermoso, de ojos azules y carmines labios seductores, un elegante sombrero negro de ala ancha hacía un magnífico marco a su rubio cabello ondulado que caía sobre los hombros.
 -¿Detective Mallone? –Dijo la dama.
-O lo que queda de él –agregó el inferido- ¿En qué le puedo ayudar, madame? –preguntó invitándola a pasar con un ademán.
-¿No iba ya de salida? –le cuestionó la rubia.
-Créame, si le digo que todo mi tiempo es suyo, Señora…
-Blake, Señorita Jannet Blake –dijo mientras pasaba y tomaba asiento en una de las desgastadas sillas frente al escritorio, seguida por Sam quien luego de colgar su gabardina se situó frente a ella.
El Detective abrió el cajón por costumbre y se detuvo un segundo antes de tomar la botella de ron nuevamente, hizo una pausa y tomo una libreta y un bolígrafo del mismo cajón.
-Y dígame, Srita. Blake, ¿qué la trae por aquí?
-Una conocida suya, me recomendó venir a verlo.
-¡Que bien! ¿Y puedo saber quién es mi promotora? –preguntó mientras despreocupadamente dibujaba rombos en la libreta.
-Sally Watts –respondió ella.
-¿Sally, del restaurante Luisiana de Avenida Maplewood? –cuestionó sorprendido, dejando a un lado su distracción.
Mallone se sorprendió al saberlo, no pensó que Sally siquiera pudiera recordar que era detective, “tal vez tenga más esperanzas con ella de lo que creí”, pensó él.
-¿Y cuál es su problema, Srita. Blake? –dijo Sam, recobrando la compostura y retomando el tema.
-Es un acosador.
-¡Vaya!, pues mi trabajo generalmente consiste en indagar, pero si es un acosador supongo que usted ya sabe de quien se trata y desea que se lo quite de encima. No acostumbro hacer ese tipo de trabajos, pero la realidad es que en estos momentos me viene bien cualquier trabajo. Dígame, ¿quién es el tipo?
-Detective Mallone –dijo Jannet con calma, mientras abría su pequeño bolso y buscaba en él-, se lo estoy diciendo a usted. Es un acosador y quiero que deje de molestar a mi chica, Sally,… definitivamente.
Jannet Blake sacó un arma pequeña de su bolso y apuntó a Sam con mano firme, quien en su sorpresa tardó demasiado en sujetar el revolver que portaba bajo el saco y al intentarlo dos detonaciones seguidas lo hicieron perder de pronto la fuerza, miró su camisa, otrora blanca, que ahora rápidamente se cubría con una mancha carmesí, su cabeza no volvió a levantarse, cerró los ojos y solo escuchó un par de tacones que se alejaban con pausado andar.
“Debí terminarme el ron”, fue su último pensamiento.
 
Desde mi propio Aleph, quedo con ustedes.
Hasta la próxima!
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Mi Plano Creativo. Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a Un cliché de los 30’s

  1. Edu dijo:

    buenisimo!!!!!!!!!
    bravo, Cabron,
    “Es un escritor” pues su trabajo es marketing, pero derrepente echa letras, “Es un escritor” se lo estoy diciendo a usted señor don Thornevald, y saco de mi bolso mi pluma y te lo firmo cuando quieras…………….

  2. Serrato dijo:

    Es correcto debió haberse tomado el Ron, hubiera sido una muerte mas cálida y placentera, como siempre excelente Compi…Saludos!

  3. Rachel dijo:

    Woow excelente…me quede picada!!!…porque se acabo? ja

  4. MARTHA REYES dijo:

    EXCELLENT!!!! YO LE PONGO UN 100000000……..!!!
    LALO Y PARA CUANDO LA SEGUNDA PARTE????? PORFAS….
    SALUDOS!!!

  5. Eduardo dijo:

    quieres que te halague o una critica constructiva?

    • thornevald dijo:

      Prefiero crítica constructiva.
      El reto que me puse fue desarrollar una historia con un Inicio, Nudo y Final en solo una cuartilla, pero siempre buscando que hubiera clichés, algo muy común en las historias de detectives de los años 30:
      -Un detective andrajoso, alcoholico y sin dinero.
      -Una oficina desvencijada.
      -Una rubia (la rubia siempre es la mala).
      -La ciudad de Chicago.
      -La época de Eliot Ness y Al Capone, durante la “Gran Depresión”.
      -Los nombres de los personajes.
      -Incluso el inicio clásico de narración “Corría el año de 1937…”

      Es decír, debia prevalecer el cliché, peeero buscando lograr un final inesperado, pensé que nadie le daría interés a Sally y que al ser Sam el protagónico nadie imaginaría que se iba a morir.

      Ora sí, ¿qué opinas?

      • Eduardo dijo:

        que en cuanto a cliches estamos bien… aunque el final no me gusto del todo… el inicio y desarrollo como historia buenos… pero te fallo la redacción, esto no se escucha (lee) agradable del todo “comía en su oficina su última lata de maíz, acompañándola con su también última botella de ron.” y aunque puedes diferir esto tampoco “y sin un solo trabajo” podria ser sin trabajo, pero en general bien… salvo cosas que se pueden mejorar…

  6. Marina Cantú dijo:

    Estuvo muy chido, sobretodo el final… creo que con eso saliste de todos los clichés que pudiste haber escrito antes =P Felicidades jejejeje

    • Eduardo dijo:

      osea la señorita dice que al salirte en el final del cliché no lograste tu cometido… =) hay que leer mas allá de lo evidente… no se deje llevar solo por el halago…

  7. Pingback: Me quiero perder en la inspiración | Los sentidos de Thornevald

  8. Pingback: Los huesos del abuelo | Los sentidos de Thornevald

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s