Alcanzando la eternidad

 

Consuelo y Josefina Morcado
 Marzo 1º de 1878
 De dos tiernas niñas la muerte no aterra
¿A qué pues el llanto y el fúnebre duelo?
Pensemos tranquilos que dejan la tierra
para entonar sus cantos al cielo.
 
No creo que estas niñas canten en algún lado ahora, pero un bonito epitafio y una tumba que se ha convertido en un monumento turístico de Cuernavaca, han logrado que sus nombres hayan sobrevivido por más de 130 años.
Hace poco vi en el programa de René Franco a Marco Antonio Muñiz, un señorón de la música que he admirado desde mi infancia, tanto por su voz como por la forma de interpretar las canciones. Fue muy triste para mí verlo intentando cantar a su ya muy avanzada edad, evidentemente ya no tiene ni una pizca de la voz que lo hizo famoso, pero aun así el público se puso de pié para aplaudirle y provocar en el señor una sonrisa enorme que contagiaba el gusto que sentía. El público no le aplaudió por lo bien que cantó, sino por una trayectoria musical que lo trasciende y que lo hace ahora inmortal; Marco Antonio ha logrado crear la luz de la estrella que seguirá viajando cuando él se extinga. (Un ejemplo: http://www.youtube.com/watch?v=hQUeLqlAlI8 )
Recuerdo la canción “Gracias” de otro grande de la música mexicana, José Alfredo Jimenez, el más grande creo, cuando decía: “De veras, muchas gracias por haberme aguantado tanto tiempo; desde 1947 hasta 1972 y yo siento que todavía me quieren, ¿saben por qué?, porque yo he ganado más aplausos que dinero. El dinero, pues no sé ni por dónde lo tiré, pero sus aplausos esos los traigo aquí adentro y ya no me los quita nadie, esos se van conmigo hasta la muerte”. (La rola completa: http://www.youtube.com/watch?v=rm9LOKwqNsw )
 Que interesante y atrayente sería lograr la inmortalidad no solo de un nombre, sino de un legado de nuestro propio ser mediante nuestras acciones; a mi particularmente, me encantaría sobrevivir a través de las fotos que tomo dejando algo de historia en ellas, o bien con un libro que invite al lector a dejarse seducir desde la librería, hojearlo, desear desnudarlo, quererlo devorar y no poder esperar a llegar a casa para hacerlo suyo, beberlo y vivirlo ávidamente.
Quiero ser el padre de los nombres de otros, que alguien en algún lugar nombre a sus hijos por mis personajes; desearía vestir a mis lectores con las prendas y moda que usaron los seres de mi mente.
Yo no sé hacer música que haga bailar por generaciones, pero tal vez podría lograr palabras o imágenes que alcanzaran a inspirar y con ellas alegrar, entristecer, enfurecer o llenar de la nostalgia necesaria que un músico pudiera necesitar para crear una melodía que pudiera enamorar.
Como dice un refrán popular: “Mi plan es vivir eternamente y hasta ahora lo estoy cumpliendo perfectamente”. 
Desde mi propio Aleph, quedo con ustedes.
Hasta la próxima! 
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Opiniones. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Alcanzando la eternidad

  1. Kanguro dijo:

    esta shido compi 🙂

  2. Eduardo dijo:

    y no tendras tambien el video de la carta de los terricolas?

    la neta uno por mas pinchurriento que sea ya vive en las mentes de otros… por ejemplo el Julio un pinche amarguetas carrilla, que lo recuerdo con una sonrisa por decir con aquel pinche desparpajo “Bombita” y asi todos y cada uno de los weyes que recuerdo, pa vivir pa siempre no creo que necesariamente se necesite ser famoso (o a lo mejor entendi mal) yo creo que pa vivir pa siempre se necesitan muchos momentitos memorables… lo demas es lo de menos…

    • thornevald dijo:

      Sí, tienes razón compi, no se necesita ser famoso para ser recordado; yo solo digo de que manera me gustaría ser recordado, por anécdotas sería bueno, pero si pudiera crear arte literario, fotográfico o cinematográfico, a mi me resultaría más satisfactorio en lo personal, aunque no sea necesario.

  3. Laura dijo:

    Me gusto! Aquello que nos apasiona podra sobrevivir a nuestro paso por este mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s