Dialogo entre ateo y creyente

Recientemente un creyente a quien quiero mucho, hizo un escrito planteando sus ideas y algunas dudas respecto al ateísmo y dado que su intención es dar a conocer su mensaje a los ateos, me permití publicarlo aquí añadiendo mis respuestas a modo personal y sin la menor intención de ofender a mi interlocutor.

Creyente:

A TODOS LOS ATEOS QUE PUEDAN O QUE LLEGUEN A LEER ESTO:

Con todo el respeto que ustedes no tienen con ningún creyente de cualquier religión, quiero decirles que ustedes tal pareciera que están teniendo una batalla en contra de lo que dice la gente, más de lo que realmente diga la religión.

Ateo: No hablaré por todos los Ateos, solo por mí y creo que la mayoría de los ateos que conozco estarán de acuerdo.

Los ateos tenemos respeto por la mayoría de las personas; a lo que no tenemos respeto es a sus religiones, que son instituciones que, por el contrario a los ateos, no tienen respeto ni por sus mismos fieles cuando estos son homosexuales o mujeres.

Creyente: Me gustaria que entendieran que las especulaciones que se oyen o se leen sepan que son hechas de los humanos asi como su tan querida ciencia que es de donde mas se agarran ustedes.

Esa ciencia que tanto abrazan ustedes, es hecha tambien por humanos y tambien, ha sido manipulada a conveniencia por unos que asi les ha beneficiado… Por tanto no es la pura verdad como ustedes asi lo quieren hacer sentir.

Ateo: La ciencia demuestra hechos con pruebas, si hay algo que haya sido manipulado o falseado, también deberá acusarse con pruebas. Como dijo Isaac Assimov “Creo en la evidencia, creo en la observación, la medida y el razonamiento confirmado por observadores independientes. Creeré en cualquier cosa, no importa que tan loca y ridícula sea, si hay evidencia que la respalde. Entre más loco y ridículo sea algo, más firme y sólida debe ser la evidencia que lo respalde.”

Creyente: Por otro lado, que es lo que a ustedes les preocupa de lo que otros crean? En que les afecta que crean en uno u otro dios?

Ateo: ¡Uf!, aquí sí que será larga la respuesta.

Un problema principal para mi es lo absurdo de los dogmas y mandamientos que imponen los diversos “dioses”, aunque realmente son las religiones. Acusar a los dioses sería como recriminar a Scooby Doo por sus malos diálogos, cuando la culpa la tienen los guionistas.

¿Qué me preocupa de lo que los otros crean?

Me preocupa que la ginecóloga que atenderá el parto de mi esposa diga que todo saldrá bien “si dios quiere”, ¡Claro que me preocupa que ella crea en dios!, cuando yo confío en sus conocimientos, facultades y profesionalismo.

Me preocupa que el presidente de mi país le pida al papa que interceda por nosotros ante dios, cuando yo confío en que nuestro mandatario tenga las competencias necesarias para hacer lo más imperioso por México.

Me preocupa que mis seres queridos (amigos y familiares) sean tan talentosos y a la vez tan inseguros como para confiar el resultado de su trabajo a dios y no a su experiencia y habilidad.

Me preocupa que las familias se separen por creer en dioses o religiones diferentes, ha sucedido en mi familia y en otras que conozco.

Me preocupa que la gente siga a religiones cuyo supuesto dios, en su libro sagrado, les pide cosas como “Aborrecer a sus padres, hijos y hermanos” (Mat. 10:35-36, Luc. 14:26), o “No penséis que he venido para traer paz a la tierra; no he venido para traer paz, sino espada.” Mat. 10:34 y aberraciones peores, como infanticidios, genocidios y violaciones.

Me preocupa el caos y violencia que acarrea la creencia en diferentes dioses o religiones; No he visto que la religión mueva montañas, pero todos sabemos lo que ha hecho con los rascacielos de Nueva York o con simples civiles en Noruega. Las religiones han azotado el mundo con violencia desde que existen.

Mucho más a detalle se describe lo que pienso a este respecto en el siguiente video y aunque no soy gringo, la respuesta es casi la misma que daría yo. ¿Por qué a los Ateos les Importa tu Religión?: http://youtu.be/o_SbsmoRgVA

Creyente: Yo no creo que los esten fastidiando a cada rato como ustedes fastidian a los que si creen y hasta se burlan de sus creencias.

Ateo: Yo nunca he sabido de un ateo que ande fastidiando gente por sus creencias; sin embargo a mí sí me fastidian creyentes a diario con oraciones en Facebook, o por mail, o dejando a manos de un ser en el que no creo situaciones importantes como el destino del país o la salud de una persona.

Antes de cambiarme de casa me fastidiaban creyentes todos los fines de semana tocando a mi puerta para hablar de dios y en el trabajo me han fastidiado compañeros jode y jode que acuda a su iglesia. En navidad mi familia me fastidia para que le cante a su muñequito y le dé un beso, como si yo les pidiera que ellos dejaran de hacerlo.

Me fastidiaron mucho cuando perdimos a nuestro primer bebé y en lugar de un simple “lo siento”, sabiendo que soy ateo, salían con cosas como “yo sé que tú no crees, pero así lo quiso dios”, ¿osea que si ese ser existiera sería así de ojete? Es como si en el funeral de una madre llegara yo con su hijo creyente y le dijera “yo sé que eres creyente pero ella no se va a ir al cielo porque dios no existe”, eso sería fastidiar gente, cuando en esos momentos lo único que necesita es saber que hay quienes le acompañan en su dolor.

Sin embargo generalmente nos burlamos (entre ateos) de esas creencias, porque nos parecen graciosas, pero jamás en la cara de una persona porque es falta de respeto; es como burlarse de los que tienen un nombre chistoso, pero no te burlas en su cara porque la intención no es ofenderlos, solo te da risa su situación. Y no me digas que no, porque nos hemos reído juntos de alguien, más de una vez y la ironía es maravillosa.

En una ocasión un amigo de la universidad dijo que se le estaba apareciendo de nuevo un amigo imaginario que tuvo en su niñez llamado KIM; eso nos lo comentó a varios amigos ente los que había: Budistas, Católicos, Cristiano-Bautistas y Ateos; TODOS nos reímos de eso durante años y hasta la fecha, cada vez que lo recordamos. No veo diferencia en reírme de él o de quienes creen en cualquier otro amigo imaginario y evidentemente los católicos y cristianos que estaban ahí tampoco evitaron reír.

Creyente: ¿O acaso en cualquier parte les preguntan que si son ateos no los quieren?

Ateo: Claro que no, casi nadie dice eso; aunque a mí sí me lo han dicho. Una vez un exjefe elogió mucho mi trabajo y me felicitó por mi forma de desempeñarme; semanas después supo que soy ateo y literalmente me dijo “De haber sabido que eras ateo, no te habría contratado”, como si de eso dependiera mi desempeño laboral.

Compañeros de trabajo se sorprendieron cuando supieron que yo era ateo y dijeron “¡Pero cómo es posible, si Eduardo es buena persona!” asumiendo que de ser ateo tendría que ser malo.

Creyente: Por lo que aqui he visto, todos los ateos tienen familiares, amigos, compañeros de trabajo o a alguien que es creyente… Cual es la importancia de eso? O sea : de la creencia de un amigo, un familiar o un compañero… Les van a preguntar a todos los que se les acerquen que si son o no creyentes?

Ateo: Generalmente no preguntamos nada, asumimos que la mayoría de la gente es creyente; yo personalmente no pregunto, porque no me interesa; me interesa la persona solamente. Por el contrario, a mí sí me han preguntado, tanto católicos como cristianos, si soy de su religión o que si creo en dios.

Creyente: Tal pareciera que están peleados con la vida, mas que con los que creen en dios. Ademas, es absurdo que lo que si les conviene de las creencias si lo acepten.

Ateo: Al contrario, los ateos generalmente somos personas felices con la vida que tenemos, aceptamos todo como es, sin necesidad de inventarle ficciones a la vida para verla hermosa. Sabemos que la muerte es el fin de una persona y no tratamos de prolongarla aferrándonos a la idea de una vida eterna. No entiendo a qué te refieres con “lo que sí les conviene de las creencias sí lo aceptan”.

Creyente: Lo que quiero decirles es que todos, como seres humanos, tenemos errores, defectos… ¿O ustedes y su ciencia si son perfectos?

Ateo: Ningún ser es perfecto y la ciencia es probatoria, pero en continuo estudio. En palabras de Carl Sagan, a quien admiro enormemente: “La ciencia no es perfecta, con frecuencia se utiliza mal, no es más que una herramienta, pero es la mejor herramienta que tenemos, se corrige a si misma, está siempre evolucionando y se puede aplicar a todo. Con esta herramienta conquistamos lo imposible.”

Creyente: Esto de las religiones, es un tema que deberia de ser mas de respeto que de discusion, un tema con el cual pudieramos demostrar nuestra capacidad de poder convivir, respetar… Es como si nos tuvieramos que poner a pelear con un chino o un japones nadamas porque el no cree en jesucristo, por favor!!

Ateo: El hecho de que haya discusión o debate no significa que no haya respeto y sé que todas las personas podemos convivir en armonía, siempre que las religiones no intervengan; nada en la historia ha separado tanto a las personas como las religiones.

Creyente: A los chinos, a los japoneses los admiramos por su cultura, por sus tradiciones, por tantas cosas! Y claro que hay quien los critica por algo… Mas por ignorantes.

Aqui en el mundo hay personas, seres humanos. Y se supone que tenemos libertad… Ahora… Una libertad que antes no se tuvo, que ahora existe. Y a esa libertad quiero hacer mencion, pero dentro de la libertad que exista respeto. No se sientan agredidos porque se muy bien que todo ateo tiene seres muy queridos que son creyentes y pienso que pueden convivir en armonia y respeto.

Yo en lo particular he tratado de respetar toda creencia y no distingo a nadie por lo que sienta por tal o cual religión o no religión.

Ateo: Yo respeto a toda la gente; pero no puedo respetar religiones, ya que estas no comparten mi respeto por la gente.

La mayoría de las religiones son misóginas y yo amo a las mujeres. La mayoría de las religiones son homófobas y yo tengo muy buenos y queridos amigos homosexuales que merecen todo mi cariño y respeto. La mayoría de las religiones promueven en sus libros sagrados la violencia, venganza y castigo y yo creo en la justicia y humanismo.

Además, los cristianos y católicos creen que los ateos tenemos algo personal contra su dios y realmente no es así; un ateo no cree un ninguno de los dioses, ni mitologías de cualquier tipo; no es algo personal contra una ficción en particular.

Creyente: Yo creo que vivimos en un mundo hermoso y que lo seria mas basado en el respeto, el derecho al dialogo y la comprension de las diferentes ideas ajenas.

Me gustaria que en lugar de sentimientos negativos hacia los demas, hubiera ese amor que nos empujara al respeto y la convivencia sana entre los humanos.

Ateo: Eso mismo pienso yo y creo que la mayoría de los ateos también; lamentablemente veo que hay demasiados creyentes sin esos valores de respeto y convivencia sana, sobran ejemplos.

Lo importante para mí es que la relación con mi familia, amigos y compañeros, es muy buena y jamás nos hemos distanciado por tener diferentes ideales de la vida, generalmente prefiero conservar la relación con las personas que quiero, antes de ganar una discusión.

Creyente: Gracias por la atencion que le brinden a esto que hoy escribo…

Y mis mejores deseos para todos. =)

Ateo: Gracias también por expresar tus ideas, tu interés en conocer más de los ateos y dar pié al diálogo; e igualmente invito a los lectores a opinar manteniendo un debate respetuoso.

Desde mi propio Aleph quedo con ustedes.

¡Hasta la próxima!

Anuncios
Publicado en Opiniones | 7 comentarios

Entrevista a un Ateo… yo

“No puedo concebir un dios que premia y castiga a sus criaturas o que tiene voluntad, tal como la tenemos nosotros. Tampoco quiero ni puedo concebir que un individuo sobreviva a su muerte física: Dejen a los débiles atesorar estos pensamientos, movidos por el miedo o absurdo egoísmo.” (Palabras de  Albert Einstein en “The World, as I see it” [Mi Visión del Mundo]).

Soy ateo, no creo en dioses, duendes, unicornios, vampiros y demás seres mitológicos.

En esta ocasión mi buen amigo Illich me pone en el asiento del entrevistado para conocer mis impresiones respecto al Ateísmo.

Es una gran oportunidad para mí el que otros puedan conocer mi forma de pensar al respecto y qué razones tengo para estar en desacuerdo con millones de creyentes de distintas religiones.

Si usted es un fanático religioso o un fanático ateo (los hay de ambos), esta entrevista probablemente le resulte molesta u ofensiva y, aunque no es nuestra intención incomodar a nadie, siempre hay a quien le molesta el que piensa diferente a si mismo.

Me gustaría mucho que disfruten la entrevista y compartan su opinión en un diálogo constructivo.

http://bit.ly/nH6Q9r

Desde mi propio Aleph, quedo con ustedes.

Hasta la próxima.

Publicado en Opiniones, Podcast Hablando en Plural | 11 comentarios

Sobredosis de TV

Cuando era niño me encantaba ver las series de televisión antiguas, como “Los Locos Adams”, “Batman” y “El Súper Agente 86”, aunque por supuesto disfrutaba mucho también las de mi época, programas como “El Auto increíble”, “Automán”, “El Hombre Nuclear” o “Los Dukes de Hazzard” que hoy se consideran también entre los clásicos de la TV.

Muchas de estas series tuvieron temas musicales grandiosos, que hicieron recordarlas para siempre. Quién no reconocería la misteriosa tonada de “La Dimensión Desconocida” o la intrépida melodía de “Misión Imposible”.

Los invito a recordar de estas series de televisión y muchas otras más en el Podcast Hablando en Plural, con mi amigo Illich Cruz y su humilde servilleta.

Espero que lo disfruten y agradeceremos mucho sus comentarios, cuéntenos qué series o programas de TV eran sus favoritos.

Parte 1: http://bit.ly/qBogoe

Parte 2: http://bit.ly/nT5MTy

Desde mi propio Aleph, quedo con ustedes.

Hasta la próxima.

Publicado en Podcast Hablando en Plural | 3 comentarios

Me quiero perder en la inspiración

Todo cuento, canción, melodía, poema, estructura arquitectónica o un simple verso inician por una visión, por una idea a veces minúscula. Cada película que vemos y cada libro que leemos vienen de un deseo por contarnos un sueño, o bien por el sueño de contarnos un deseo.

¿Me pregunto si los padres de esos sueños habrán imaginado los que a su vez serían capaces de provocar, los anhelos que habrían de sembrar con cada frase, con cada nota o con cada trazo?

Ser inspirado es un lujo y un gusto bienvenido, pero pensarse inspirador debe ser un peso enorme y una responsabilidad difícil de sopesar; sin embargo ser alguien que inspira en la ignorancia de hacerlo es muy sencillo, muy común… y sumamente peligroso.

Si bien es cierto que me he sentido inspirado por escritores, músicos, arquitectos y cineastas, también lo es que me han inspirado más profundamente mis seres allegados; las palabras de un amigo, el abrazo de un tío, las canciones de mi abuela, las sonrisas de mi madre, los besos de mi amada y el ronroneo de mi gata.

Es maravilloso cuando la inspiración se desborda logrando que sutilezas como el olor a lluvia creen una historia de amor y erotismo; o cuando una fecha invita a crear un diálogo  con la muerte; cuando una época y un estilo musical se unen para inspirar un cuento detectivesco; o cuando un simple charco provoca una ficción de terror.

Puede la inspiración ser un piélago interminable, pero no temo caer en él; por el contrario, busco ansioso la emoción que me empuje y adentre en ese reino de posibilidades creativas, donde ir a la deriva puede ser la dirección correcta, pues si los mares se forman de todos los ríos, navegar en el océano de la inspiración es crear un mundo desde sus más escondidos y subterráneos veneros.

Mi inspiración es temerosa, busca compañía y pretende llegar a ti en palabras logrando así acceder en formas que mi persona no podría. Mi inspiración no procura estrechar tu mano, morderte, ni darte un beso; aspira mucho más, tocar tu mente, hacerte sentir, viajar, temer, gozar, reír; lograr que dejes de estar ahí afuera y entres en mi dimensión para ser alimento de nuevas creaciones.

La inspiración es el Big-bang de incontables universos.

Desde mi propio Aleph, quedo con ustedes.

Hasta la próxima.

Publicado en Mi Plano Creativo | 2 comentarios

¡Rock en tu idioma!… si tu idioma es español

Recuerdo que en los noventa me encantaba vestir mis botas negras de cuero con herrajes, pantalón de mezclilla y chamarra negra de cuero, eso y escuchar buen rock en español me hacían sentirme grandioso.

Ahora generalmente mis recuerdos de esa época vienen musicalizados por Soda Stereo, Caifanes, El TRI y tantos grupos más, que armonizaban mis noches de antro, fiestas o simples paseos en carro con mis amigos.

En el Podcast “Hablando en Plural” Illich y yo hemos preparado para ustedes una recopilación de solo algunas de las mejores cancones de rock en español de los años 80’s y 90’s esperando que estas les traigan tan buenos recuerdos como a nosotros.

Por favor comenten que les parece este programa dividido en cinco ligas de 15 minutos cada una y cuéntenos qué recuerdos les trae esta música, cuál era su grupo o canción favorita y si creen que nos faltó mencionar alguno.

Espero que lo disfruten:

Parte 1: http://bit.ly/mcQDJi

Parte 2: http://bit.ly/iySwWB

Parte 3: http://bit.ly/j1H6mO

Parte 4: http://bit.ly/iK7jYA

Parte 5: http://bit.ly/kfQPIu

Desde mi propio Aleph, quedo con ustedes.

Hasta la próxima!

Publicado en Podcast Hablando en Plural | 4 comentarios

Onírico

“Todo lo que vemos o parecemos es solamente un sueño dentro de un sueño”.                (Edgar Allan Poe)

Al momento de iniciar el sueño Elisa se vio a sí misma en una habitación enorme, tan amplia que cabría un gran circo y tan alta como un edificio 10  ó  15 pisos. En la enorme habitación solo había un ser gigante dormido al centro sobre un piso sumamente acolchonado, al igual que el techo y las paredes, por lo que el silencio era abrumador, a excepción de un suave ronquido proveniente de aquél ser.

Elisa caminó con cautela alrededor del hombre y cuando estaba apenas a la altura de la rodilla, divisó a otro ser a poco más de 150 metros de distancia, más allá de la cabeza del gigante dormido, pero este tipo que veía era pequeño como un enano, este le hacía señas de que se acercara así que Elisa caminó hacia él con algo de dificultad por lo suave del suelo que pisaba; cuando estaba a punto de llegar al pequeño ser notó que este era efectivamente chico pero sin la deformidad de un enano, era un adulto de muy baja estatura y tenía una nariz enorme y gorda. Antes de que ella articulara alguna palabra, el hombrecito le hizo un ademan indicándole que guardara silencio y lo siguiera. Caminaron juntos cien metros más hasta llegar a una puertecilla por la que ella tuvo que agacharse para pasar, al llegar a otra habitación, de tamaño normal, el hombrecillo cerró la puerta con sumo cuidado evitando hacer el menor ruido y entonces le dijo a Elisa con una voz grave pero amable

-Hace años que no pasaba nadie más por la habitación del dormido. Anda por esa otra puerta y sigue tu camino –dijo señalando una puerta más hacia una pared lateral.

-¿Pero qué es esto, que hago aquí? –preguntó Elisa con asombro.

-Ese hombre sueña conmigo y mi gente –dijo el pequeño- y cuando descubrimos eso decidimos traerlo para mantenerlo dormido el mayor tiempo posible, ya que cuando despierte desapareceremos; y tú estás dormida soñando esto.

-Esa es una historia que leí de niña, ¡por eso sueño esto!

-Probablemente y por lo tanto él es un sueño de alguien más y te agradeceré no afectar más nuestra vida soñándolo a él; así que sigue tu camino, deja de preguntar y sueña otra cosa, por favor –dijo el hombrecillo e hizo de nuevo un ademán indicando el camino a la otra puerta.

A Elisa le pareció divertido saber que estaba soñando y tal vez podría de algún modo disfrutar un sueño sabiendo que lo era; así que sin decir más, sonrió y cruzó la puerta.

Lo que vio fue más extraño de lo que se imaginó, esto era más como el mundo real al que ella estaba acostumbrada a excepción de una extrañeza en sí misma; al ver sus propias extremidades, sus brazos lucían tan blancos como los de un muerto, sus manos tenían garras enormes y afiladas, en sus labios sentía como un par de enormes colmillos sobresalían de la boca y ella misma se sentía alta y fuerte. De pronto, como sucede en los sueños, notó que el lugar en el que se encontraba había alguien sentado frente a ella, pero dándole la espalda, ni siquiera notaba que ella estaba ahí, era una persona que estaba absorta en una pantalla de computadora leyendo algo con atención, Elisa se acercó con curiosidad y sin llamar la atención, para ver sobre el hombro de esta persona qué era lo que leía con tanto esmero; entonces se percató de que era un escrito que describía su sueño paso a paso.

Ella estaba detrás del lector que leía su sueño, pero si estaba escrito, entonces el sueño era de alguien más y de pronto comprendió que ella no soñaba, sino que el gigante dormido, el hombrecillo, ella misma y el lector eran parte del sueño de otra persona y estaba a punto de terminar.

 

Desde mi propio Aleph, quedo con ustedes.

Hasta la próxima!

Publicado en Mi Plano Creativo | 5 comentarios

Oda loca al Calor que trastoca

Calor que sisca y ofusca, que pica y me aplica a la busca de lluvia, llovizna, borrasca o chubasco que calme el osco ardor demoniaco del sol quema coco que, sin ser hipocondriaco, sofoca, ahoga y provoca pensamiento opaco. Sol bellaco que me hace sudar cual macaco, o tal vez un cuaco zotaco.

Flamenco me irrito por el atraco cosaco que sol maniaco atiza en el acto; no dejo que nadie me toque, me afecta, derrite y trastoca. ¿De dónde sacan que es afrodisiaco, si todo mundo huele a sobaco? Parece que nadie conoce ni el talco, si por mí fuera los retaco; ahora no soportaría ni un arrumaco.

¡Que asco del gato naco que huele a taco!, perdón si soy prosaico, pero hay gente que apesta a guanaco que mascara tabaco.

Envidio a algún país fresco; un checoslovaco, austriaco o polaco no sabrían de lo que invoco, ellos me  creerían un loco que consume algún fármaco y aunque no es así, mi sed por lo menos requiere los placeres de Baco.

Bueno sería el calor en un lugar paradisiaco en el que a la sombra de una palapa, una hamaca me meciera acompañado de un coco con ginebra; mas sin medio morlaco me encuentro en desfalco, si tan solo fuera flaco, aunque fuera un poco, al menos me metía al tinaco.

Desde mi propio Aleph, quedo con ustedes.

Hasta la próxima!

Publicado en Mi Plano Creativo | 9 comentarios